Drenaje linfático

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica terapéutica de masaje suave e indoloro que favorece el funcionamiento adecuado del sistema linfático. Movilizamos la linfa que pueda estar estancada y eliminamos los productos de desecho evacuándolos hacia el torrente venoso, que por el motivo que sea, no han podido ser eliminados por las vías adecuadas.

El sistema linfático está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa que proviene de la sangre y regresa a ella. Este sistema es uno de los más importantes del cuerpo, por todas las funciones que hace a favor de la limpieza y la defensa del mismo.

El objetivo final de esta técnica, es activar la circulación de la linfa, para que esta no se estanque ni se sature de sustancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del DLM van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.

La aplicación de esta técnica es muy efectiva en el tratamiento de linfedemas, edemas traumáticos, postoperatorios, en cirugía estética como liposucciones, implantes de mama, intervenciones bucales…, acné, hematomas, úlceras por decúbito y distonía neurovegetativa.

Todos nuestro personal son profesionales en la fisioterapia convencional, donde hoy por hoy, se considera esta técnica, no solo necesaria, sino conveniente.